Trabajadoras domesticas seguimos estando aquí

¿Cuenta con los servicios de una trabajadora doméstica y a causa de la crisis del COVID-19 está pesando prescindir de ellos?

Si se ha visto afectada o afectado por la crisis del COVID-19, considere negociar y llegar a acuerdos que nos protejan a todas y todos.

En vez de despedir a la trabajadora doméstica, considere continuar con una jornada reducida temporalmente.

De no ser posible, considere suspenderla temporalmente en vez de despedirla.

Si tuvo que tomar alguna de estas medidas:

Si se ha visto afectada o afectado por la crisis del COVID-19, considere negociar y llegar a acuerdos que nos protejan a todas y todos.

  • En vez de despedir a la trabajadora doméstica, considere continuar con una jornada reducida temporalmente.
  • De no ser posible, considere suspenderla temporalmente en vez de despedirla.

Si tuvo que tomar alguna de estas medidas:

  • Recuerde que en caso de despido por COVID-19 debe solicitar la autorización previa al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
  • Al momento de despido, debe cumplir con la liquidación y las garantías de ley: preaviso, cesantía, vacaciones acumuladas y aguinaldo.

Si su situación económica no se ha visto afectada por la crisis, apoye a las trabajadoras domésticas.

¿Cómo ser una empleadora o empleador responsable en tiempos de emergencia COVID-19?

  • Recuerde que todas las trabajadoras domésticas deben estar aseguradas. Si no lo ha hecho, puede hacerlo a través de la Oficina Virtual de la CCSS
  • Respete las garantías laborales: salario, jornadas de descanso, vacaciones, incapacidades y aguinaldo. El contexto no exime reconocer estos derechos.
  • Mantenga al día el pago de la CCSS y pólizas del INS
  • Aplique los protocolos de prevención en su casa y recuerde que debe facilitarle a la trabajadora doméstica todos los implementos de seguridad personal y limpieza para la protección contra el COVID-19.
  • Si ella tiene síntomas, llame a los centros de asistencia a la línea 1322.
  • Si tiene usted los síntomas, no la exponga.
  • Apoye que los espacios de trabajo sean seguros y libres de violencia. Si conoce que la persona está viviendo una situación de violencia, brindele información para que ella solicite ayuda o denuncie el caso.

Las trabajadoras domésticas nos cuentan cómo ser personas solidarias en medio de la emergencia

¡En tiempos del COVID-19 las trabajadoras domésticas seguimos estando aquí!

Entrevista una trabajadora doméstica: Ofelia

Entrevista una trabajadora doméstica: Rosa

Derechos reservados © 2020